Una gran idea: encontrar vida extraterrestre con un presupuesto reducido

Artículo publicado por Paul Raeburn el 17 de septiembre de 2012 en Discover Magazine

Traducción realizada por José Antonio Llorente Lomikovsky

Miles de millones de planetas de nuestra galaxia tienen el potencial de albergar vida. Los astrónomos están desarrollando potentes pero asequibles formas de encontrarla.

El pasado diciembre de 2011 los astrónomos anunciaron con entusiasmo el descubrimiento de un planeta llamada Kepler 22b. A una distancia de 620 años luz, es el primer planeta encontrado por el telescopio espacial Kepler de la NASA que se encuentra situado en la zona de habitabilidad de su estrella (una región que puede albergar agua líquida, un requisito clave para la vida en la Tierra). Un ilustrador de la NASA llevó la noticia un paso más allá con la ilustración de más abajo, representando un sugerente mundo azul veteado de nubes, muy parecido al nuestro.

Kepler 22b

Kepler 22b Crédito: NASA

Seguir Leyendo…

La vida extraterrestre quizá no lo es tanto – si existe

Artículo publicado por Jason Major el 9 de mayo de 2012 en Universe Today

Traducción realizada por José Antonio Llorente Lomikovsky

¿Somos demasiado optimistas en nuestra búsqueda de vida extraterrestre? A pesar del recuento de exoplanetas, super-Tierras y zonas de habitabilidad, la probabilidad de la existencia de vida en cualquier otro lugar del Universo se encuentra todavía en tela de juicio. Hasta la fecha, solo tenemos un ejemplo de la misma. Pero incluso si, de algún modo, existe vida en algún lugar fuera de la Tierra, ¿sería realmente tan diferente?

En un reciente estudio titulado “Bit by Bit: the Darwinian Basis for Life” (“Paso a Paso: la Base Darwiniana de la Vida”) de Gerald Joyce, Profesor de Biología Molecular y Bioquímica en el Instituto de Investigación Scripps en La Jolla (California), debate la naturaleza de la vida tal como la conocemos en relación a los bloques básicos que la constituyen, ADN y ARN,  y cómo su capacidad de transmitir información de su estructura permite separar la simple química de la verdadera biología.

Nebulosa con forma de ADN

Nebulosa con forma de ADN

Seguir Leyendo…