Los ciclotrones crean cantidades comerciales de tecnecio

Artículo publicado por Hamish Johnston el 20 de febrero de 2012 en physicsworld.com

Unos científicos de Canadá son los primeros en crear cantidades comerciales del isótopo médico tecnecio-99m usado en ciclotrones de uso sanitario. El material actualmente se obtiene en apenas unos pocos reactores nucleares del todo el mundo, y los recientes cierres de reactores han puesto de manifiesto el riesgo actual para el suministro global de este importante isótopo.

El tecnecio-99m es útil para la imagen médica debido a que emite sólo rayos gamma y puede incorporarse en un número de diferentes moléculas que tienen como objetivo distintos tipos de tejidos corporales. Actualmente se fabrica en reactores nucleares, creando un isótopo radiactivo de molibdeno que decae en tecnecio-99m.

Ciclotrón médico © by meneldur

Todo el suministro de América del Norte se crea en el reactor NRU, de 60 años, en Canadá, que ha experimentado dos largas paradas no previstas en la última década.

Como resultado, el gobierno canadiense propuso a los científicos de la nación el reto de desarrollar un nuevo método para crear el isótopo que usara los aceleradores ciclotrones médicos que se encuentran en muchos grandes hospitales. Estos ciclotrones ya se están usando para crear otros isótopos, pero generar tecnecio-99m en cantidades comerciales usando aceleradores ha sido imposible para los físicos desde que se propuso por primera vez hace más de 40 años.

Justo en la diana

Ahora, un equipo que incluye a Paul Schaffer, director de la División de Medicina Nuclear del laboratorio del acelerador TRIUMF en Vancouver, ha solucionado el problema después de dos años de duro trabajo. El principal reto fue diseñar una diana de molibdeno-100 que produce cantidades significativas de tecnecio-99m cuando se irradia con protones procedentes de un ciclotrón. La eficiencia es importante debido a que el molibdeno-100 es extremadamente caro. También han llegado a una forma de extraer el isótopo de una forma rápida – tiene una vida media de aproximadamente 6 horas – y está en una forma química que puede usarse en aplicaciones médicas. Además, debido al alto coste de la diana, debe ser reciclable.

“Tomamos los principios básicos de la física, química e ingeniería que la gente ha conocido desde hace años, y los usamos para escribir una receta para mejorar un ciclotrón de forma que pudiese crear tecnecio-99m”, explica Schaffer.

El equipo demostró que el método puede usarse en dos ciclotrones médicos comerciales diferentes en Canadá – lo que significa que es compatible con muchos ciclotrones de todo el mundo. El siguiente paso para el equipo es lograr la aprobación regulatoria del isótopo creado en los ciclotrones para su uso en procedimientos médicos. Esto debería llevar menos de dos años, de acuerdo con los científicos.

La producción basada en ciclotrones es también compatible con lo que muchos físicos médicos ven como el futuro de los isótopos usados en medicina. Se espera que los procedimientos con tecnecio-99m se reemplacen por tomografías de emisión de positrones, que también usa isótopos creados en ciclotrones.


Autor: Hamish Johnston
Fecha Original: 20 de febrero de 2012
Enlace Original

This page is wiki editable click here to edit this page.