Red de púlsares podría detectar ondas gravitatorias de baja frecuencia

Artículo publicado el 24 de febrero de 2016 en JPL

La reciente detección de ondas gravitatorias por LIGO llegó procedente de dos agujeros negros, cada uno de unas 30 veces la masa de nuestro Sol, fusionándose en uno. Las ondas gravitatorias se extienden a lo largo de un amplio rango de frecuencias que requieren distintas tecnologías para poder detectarlas. Un nuevo estudio realizado en el North American Nanohertz Observatory for Gravitational Waves (NANOGrav) ha demostrado que las ondas gravitatorias de baja frecuencia podrían detectarse pronto usando los radiotelescopios actuales.

Ondas gravitatorias

Ondas gravitatorias

Seguir Leyendo…

Las ondas gravitatorias ejemplifican la potencia de las ecuaciones inteligentes

Artículo publicado por Tom Siegfried el 16 de febrero de 2016 en ScienceNews

No es frecuente que la física produzca noticias que desvíen a los medios de comunicación de la política, el crimen y los deportes. Pero, ahora, en el periodo de tiempo de cuatro años, los físicos han elevado dos veces el contenido intelectual de los listados de noticias de Google: con el descubrimiento del bosón de Higgs en ​​2012 y, ahora, la detección de vibraciones del espacio-tiempo conocidas como ondas gravitatorias.

Ondas gravitatorias

Ondas gravitatorias

Seguir Leyendo…

Los agujeros negros detectados por LIGO podrían haber nacido de la misma estrella

Artículo publicado el 23 de febrero de 2016 en CfA

El 14 de septiembre de 2015, el observatorio LIGO detectó ondas gravitatorias procedentes de la fusión de dos agujeros negros de 29 y 36 veces la masa del Sol. Sería de esperar que un evento de este tipo fuese oscuro, pero el Telescopio Espacial Fermi detectó un estallido de rayos gamma apenas una fracción de segundo después de la señal de LIGO. Una nueva investigación sugiere que los dos agujeros negros podrían haber vivido dentro de una única estrella masiva, cuya muerte generó el estallido de rayos gamma.

“Es el equivalente cósmico de una mujer embarazada de gemelos”, dice el astrofísico de Harvard Avi Loeb del Centro Harvard-Smithsonian para Astrofísica (CfA).

Colliding Black Holes and Gravitational Waves

Ondas gravitatorias creadas en la colisión de dos agujeros negros Crédito: Maxwell Hamilton

Seguir Leyendo…

Surge una nueva visión a partir de los datos de LIGO

Artículo publicado por Tushna Commissariat el 15 de febrero de 2016 en physicsworld.com

Los investigadores de la colaboración LIGO, que anunciaron la semana pasada la primera detección de ondas gravitatorias – emitidas por la fusión de dos agujeros negros – también han captado una posible segunda señal de otro evento de ondas gravitatorias. Aunque la señal procedente de “LVT151012″ es mucho más débil que la confirmada en el evento “GW150914”, el equipo de LIGO dice que es muy probable que tenga un origen astrofísico, y que surja a partir de la unión de dos agujeros negros. Los investigadores han observado además “varios eventos aún menos significativos en los datos, muy probablemente debidos a alguna perturbación en los detectores”, que están analizando actualmente para ver si alguno de ellos procede de ondas gravitatorias. Sus conclusiones, que se espera que lleguen a lo largo de este año, abrirán por fin la nueva era de la astronomía de ondas gravitatorias.

Fusión de dos agujeros negros

Fusión de dos agujeros negros Crédito: Simulating eXtreme Spacetimes

Seguir Leyendo…

Primera detección directa de las ondas gravitatorias

Artículo publicado por Jennifer Chu el 11 de febrero de 2016 en MIT News

La señal de LIGO revela la primera observación de dos agujeros negros masivos colisionando, demostrando que Einstein acertó en su predicción.

Hace hoy casi 100 años, Albert Einstein predijo la existencia de las ondas gravitatorias — ondulaciones en el tejido del espacio-tiempo que se generaron durante unos cataclismos cósmicos extremadamente violentos en los inicios del universo. Con su conocimiento del universo, y la tecnología disponible en 1916, Einstein supuso que esas ondulaciones sería “extremadamente pequeñas” y casi imposibles de detectar. Los descubrimientos astronómicos y los avances tecnológicos durante el último siglo han cambiado estas expectativas.

Ahora, por primera vez, científicos de la colaboración LIGO — con un destacado papel de científicos del MIT y Caltech — han observado directamente las ondulaciones de las ondas gravitatorias usando un instrumento terrestre. Al hacer esto, han confirmado de nuevo la Teoría General de la Relatividad de Einstein, y abren una nueva forma de observar el universo.

Fusión de dos agujeros negros

Fusión de dos agujeros negros Crédito: Simulating eXtreme Spacetimes

Seguir Leyendo…

¿La constante cosmológica desplaza al rojo las ondas gravitatorias?

Artículo publicado por Keith Cooper el 21 de enero de 2016 en physicsworld.com

El marco de trabajo teórico subyacente a las ondas gravitatorias puede que tenga que ser revisado para tener en cuenta a la energía oscura y la aceleración de la expansión del universo. Ésta es la conclusión de investigadores estadounidenses que dicen que aunque las ondas gravitatorias procedentes de fuentes cercanas no se verían afectadas, la próxima generación de detectores tales como Laser Interferometer Space Antenna (LISA) y el Telescopio Einstein – que tienen como objetivo detectar ondas gravitatorias procedentes de miles de millones de años luz de distancia – podrían no ajustarse a la expansión del universo. Aunque tales telescopios detectarían las ondas gravitatorias, la señal detectada de las ondas más lejanas podría ser muy distinta de la que actualmente se espera, dicen los investigadores.

Interferómetro LISA

Detección de ondas gravitatorias por el interferómetro LISA

Seguir Leyendo…

El hombre que imaginó los agujeros de gusano y enseñó a Hawking

Artículo publicado por Susan Kruglinski el 9 de noviembre de 2007 en Discover Magazine

Kip Thorne revolucionó la física, asesoró en Contact, y estuvo a caballo durante la división de la Guerra Fría.

La mayoría de la gente piensa en el espacio como en una vacuidad, la nada abierta entre planetas, estrellas y galaxias. Kip Thorne, Catedrático Feynman de Física Teórica en Caltech, ha pasado su vida demostrando otra cosa. El espacio, desde su perspectiva, es el arrugado tejido del espacio-tiempo. Se dobla, estira y estruja conforme los objetos se mueven a través de él y puede incluso doblarse sobre sí mismo cuando lo enfrentamos a entidades extremas conocidas como agujeros negros. Llama a este punto de vista “el lado retorcido del universo”.

Kip Thorne

Kip Thorne

Seguir Leyendo…