Por qué mueren las células nerviosas

Artículo publicado el 12 de enero de 2016 en Instituto Max Planck

Los agregados de proteínas en el citoplasma interfieren con importantes rutas de transporte.

En los cerebros de pacientes con enfermedades neurodegenerativas, los investigadores médicos han podido observar depósitos de proteínas, también llamados “agregados”. Durante muchos años, se ha sospechado que estos agregados han contribuido a la muerte de las células nerviosas y han colaborado en el desarrollo de patologías como el Alzheimer, el Parkinson, o la enfermedad de Huntington. Científicos del Max Planck Institute of Biochemistry en Martinsried, liderados por Mark Hipp y Ulrich Hartl, han demostrado que la localización de depósitos de proteínas tienen una fuerte influencia sobre la supervivencia de las células. Mientras que los agregados en el núcleo apenas influyen en la función celular, los depósitos de idéntica naturaleza localizados en el citoplasma interfieren con importantes rutas de transporte en entre el núcleo y el citoplasma. Como resultado, se produce un bloqueo en el transporte de ARN y proteínas desde y hacia el núcleo. A largo plazo, esto puede llevar a la muerte de las células afectadas, y a la progresión de la enfermedad. El resultado de estos estudios se ha publicado en la revista Science.

Motor nerve cell

Célula nerviosa motora Crédito: Carolina Biological Supply Company

Seguir Leyendo…

El ADN como objetivo

Artículo publicado por Anne Trafton el 21 de septiembre de 2015 en MIT News

Un sensor basado en las proteínas podría detectar infecciones víricas o eliminar células cancerosas.

Ingenieros en Biología del MIT han desarrollado un sistema modular de proteínas que pueden detectar una secuencia concreta de ADN en una célula y, en base a ello, desencadenar una respuesta específica, como podría ser la muerte celular.

Este sistema puede personalizarse para detectar cualquier secuencia de ADN en células de mamíferos, y provocar la respuesta deseada, que incluye la destrucción de células cancerosas, o células infectadas por un virus, dicen los investigadores.

A la izquierda, células en rojo con sistema de detección activo. A la derecha, células en verde que han detectado carga viral

A la izquierda, células en rojo con sistema de detección activo. A la derecha, células en verde que han detectado carga viral Crédito: Shimyn Slomovic

Seguir Leyendo…