Nuestra radiactiva vida

Artículo publicado por Chris Patrick el 2 de febrero de 2016 en Symmetry Magazine

La radiación está en todas partes. La pregunta es: ¿Cuánta?

Un núcleo atómico excesivamente rollizo no podría mantenerse unido. Cuando un átomo tiene demasiados protones o neutrones, se vuelve inherentemente inestable. Aunque podría mantenerse unido por un tiempo, finalmente no podría aguantar más y se desintegraría espontáneamente, emitiendo energía en forma de ondas o partículas.

El resultado final es un núcleo más pequeño, pero más estable. Las ondas y partículas emitidas se conocen como radiación, y el proceso de desintegración nuclear que la produce se conoce como radiactividad.

Una vida radiactiva

Una vida radiactiva Crédito: Sandbox Studio, Ana Kova

Seguir Leyendo…

El exoplaneta más parecido a la Tierra podría ser inhabitable

Artículo publicado el 18 de noviembre de 2015 en la Universidad de Warwick

La mayor parte de planetas similares a la Tierra podrían haber quedado inhabitables debido a vastas cantidades de radiación, según ha encontrado una nueva investigación liderada por la Universidad de Warwick.

La atmósfera del planeta Kepler-438b se cree que desapareció como resultado de la radiación emitida por una superllamarada procedente de la estrella enana roja, Kepler-438.

Apareciendo de forma regular cada pocos cientos de días, las superllamaradas son aproximadamente diez veces más potentes que las llamaradas que se registran en el Sol, y equivalentes a una energía de 100 mil millones de megatones de TNT.

Exoplaneta y enana roja

Exoplaneta y enana roja Crédito: NASA/JPL

Seguir Leyendo…

Criaturas que sobreviven en el espacio

Artículo publicado el 8 de septiembre de 2008 en SPACE.com

Una diminuta criatura de ocho patas que puede suspender toda actividad biológica en entornos extremos, sobrevivió a un viaje espacial que habría matado instantáneamente a cualquier humano y la mayor parte del resto de formas de vida.

En la primera prueba de este tipo, los investigadores expusieron a las resistentes criaturas segmentadas, llamadas “osos de agua”, al abierto y hostil vacío del espacio, con toda su radiación letal, a bordo de una nave en la órbita baja de la Tierra. Muchos de ellos sobrevivieron.

Tardigrade

Tardígrado

Seguir Leyendo…